Los jóvenes son templo del Dios viviente

LOS JÓVENES TAMBIÉN SON TEMPLO DE DIOS

¿Y qué concierto el templo de Dios con los ídolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. 2ª. Cor. 6:16

“Los mancebos se fatigan y se cansan, los mozos flaquean y caen: Más los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán”. Isa. 40. 30-31

La Palabra de Dios le recomienda al joven o señorita que ninguno tenga en poco su juventud, que sea una persona ALEGRE, VIVA, PROGRESIVA, que sea EJEMPLO de toda buena obra ante los demás, que goce al máximo de su juventud. 1ª.Tim.4:12 “Ninguno tenga en poco tu juventud; pero sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza”.

El joven o señorita que le sirve a Dios es de gran estima y orgullo para Dios, ¿cuantos creen que Dios está orgulloso de ustedes?. El padre se enorgullece de su hijo cuando éste es de buen comportamiento y hace su voluntad S. Luc. 2:33 “Y José y su madre estaban maravillados de las cosas que se decían de él”. Pro. 10.1. “Las sentencias de Salomón. EL hijo sabio alegra al padre; Y el hijo necio es tristeza de su madre”.

¿CUÁNDO UN JOVEN O SEÑORITA ES SABIO?

Cuando le teme a Dios Pro. 1:7 “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”. Pro.9:10 “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; Y la ciencia de los santos es inteligencia”. Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. “El hombre que ama la sabiduría, alegra á su padre: Mas el que mantiene rameras, perderá la hacienda”. Pro. 29.3, “El hijo sabio alegra al padre: Mas el hombre necio menosprecia á su madre” Pro. 15:20. “El hijo necio es enojo á su padre, Y amargura á la que lo engendró”. Pro. 17.25

En ningún momento la Biblia pretende que el joven no se divierta SANAMENTE, que no goce de su juventud, de su fortaleza juvenil, que no comparta con sus amigos. Ello lo podemos encontrar en el libro de Ecl. 11.9-10 y 12.1 “Alégrate, mancebo, en tu mocedad, y tome placer tu corazón en los días de tu juventud; y anda en los caminos de tu corazón, y en la vista de tus ojos: más sabe, que sobre todas estas cosas te traerá Dios á juicio. 10 Quita pues el enojo de tu corazón, y aparta el mal de tu carne: porque la mocedad y la juventud son vanidad”. Ecl 12:1 “Y ACUÉRDATE de tu Criador en los días de tu juventud, antes que vengan los malos días, y lleguen los años, de los cuales digas, No tengo en ellos contentamiento”.

QUE LE DICE LA SANTA PALABRA DE DIOS AL JOVEN O SEÑORITA

Ecl. 11.10 “Quita pues el enojo de tu corazón, y aparta el mal de tu carne: porque la mocedad y la juventud son vanidad”

Vanidad: En el Antiguo Testamento es la traducción de una palabra que da la idea de vacío, «lo que no es», lo falso, lo irreal Sal. 41.6 “Y si venían á verme, hablaban mentira. Su corazón amontonaba iniquidad; Y salidos fuera, hablábanla”. En Sal. 4.2 “Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? (Selah.)” y Hab. 2.13 “¿No es esto de Jehová de los ejércitos? Los pueblos pues trabajarán para el fuego, y las gentes se fatigarán en vano”. Tiene el sentido de lo que ha de acabar en fracaso. Finalmente, en Isa. 40.17, 23; 44.9 equivale a confusión, como la que caracteriza a los hacedores de ídolos.

En el Nuevo Testamento «vano» (en griego, κενός, ήόν = kenos; vano, vacío, vana) tiene el sentido de «vacío», como en 1ª. Cor. 15.10, 14 y 58 ” Empero por la gracia de Dios soy lo que soy: y su gracia no ha sido en vano para conmigo; antes he trabajado más que todos ellos: pero no yo, sino la gracia de Dios que fue conmigo. 14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es vano”, haciendo hincapié en la ausencia de una cualidad esencial, o en lo que es «sin valor» o «sin resultado» (en griego, μάτην = Maten; vano, en vano, para ningún propósito), como en 1ª. Cor 3.20 “Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos”; Tit. 3.9 “Mas las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y debates acerca de la ley, evita; porque son sin provecho y vanas”. 1ª. Pe. 1:18 “Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata”, por lo que las cosas vanas tienen que rechazarse. El adjetivo denota lo que merece el repudio más absoluto.

Encontramos a diario jóvenes o señoritas que lo que desean es morirse y varios lo han logrado, ellos mismos se suicidan porque no soportan sus problemas, problemas que ellos mismos se han buscado y principalmente por andar en los deleites del mundo y hacer lo que les place. Problemas que no son atendidos a tiempo por los padres en muchas ocasiones.

Vemos a muchos jóvenes y señoritas “llenos de vida” (material) gastándola en los vicios, el alcohol, el sexo y cuantas cosas ofrece este mundo de perdición. Y se les habla del evangelio y rechazan esta palabra de Salvación, dicen que están muy jóvenes para ello, muy jóvenes para gastar su vida pegados de la Biblia, que cuando estén más viejos entonces sí se “meten” al evangelio. Como si el Santo Evangelio de Jesucristo fuera un colegio de enseñanza para estar entrando y saliendo cuando se le plazca.

Estoy seguro que hay más de un joven ó señorita que le da pena que lo vean en los cultos, que lo vean cargando su Biblia e Himnario, que no les de pena y acuérdense que Cristo murió por ustedes para salvarlos de este mundo y pídanle perdón a Dios, porque su salvación está en peligro ya que aún no tienen a Cristo en su corazón. “Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego”. Rom. 1.16. “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adulterina y pecadora, el Hijo del hombre se avergonzará también de él, cuando vendrá en la gloria de su Padre con los santos ángeles”. S. Mr. 8.38.

A Cristo hay que servirle desde la juventud, ahora que están “vivos, llenos de vida material (por su misericordia), porque con su testimonio se convierten en PESCADORES de otros jóvenes para la Iglesia de Jesús y son INSTRUMENTOS ÚTILES EN LAS MANOS DE DIOS. (Ustedes son un Instrumento útil en las manos del Señor) Hch._9:15 “Y le dijo el Señor: Ve: porque instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los Gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel”. Porque a la verdad un anciano es muy poco lo que puede darle al evangelio, porque ya sus fuerzas van en decadencia, en declinación, en retroceso y ya no es capaz de caminar mucho tiempo para llevar las buenas nuevas de salvación a un lugar lejano; el anciano se fatiga, se cansa con frecuencia, mientras que el joven es fuerte como un toro un león.

Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud, ESTAR UNIDOS A DIOS POR MEDIO DE CRISTO PARA LLEGAR A LA SALVACIÓN S. Jua. 14.6 “Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí”.

CRISTO ES EL ÚNICO CAMINO VERDADERO PARA LLEGAR A LA VIDA ETERNA ES EL PUENTE Y/O LA UNIÓN ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES 1ª. Tim 2.5 “Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

Yugo: Madero que une dos animales, generalmente a Bueyes, para el desarrollo de faenas especiales.

Deu. 22.10 “No ararás con buey y con asno juntamente. Pensando en el yugo como símbolo de la unión, el Apóstol Pablo aconseja a los creyentes evitar el yugo nupcial o matrimonio, y toda unión íntima, con incrédulos 2ª. Cor. 6.14 “No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas?”.

Cristo establece que su yugo es fácil S. Mat. 11.28-30 “Venid á mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. 30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”, en comparación con el yugo de la Ley Gal. 5.1 “ESTAD, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre”. Cuando Pablo dice en este pasaje que no nos unamos en yugo desigual, no se refiere únicamente a la relación de pareja, sino en comunión con los incrédulos, idolatría, en pocas palabras amistad con el mundo, porque el que tales cosas práctica se constituye enemigo de Dios. “Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” Stg. 4.4

¿QUÉ ES EL NOVIAZGO?

Es el tiempo de relaciones amorosas entre una pareja (HOMBRE Y MUJER) ANTES DE CONTRAER MATRIMONIO. No como “la gente moderna” que convive bajo fornicación, tienen hijos y dicen que lo hacen porque son novios y se están conociendo y probando para ver si son afines o en casos abominables y aberrantes, con personas del mismo sexo recordemos lo que nos dice la Santa Palabra de Dios, sobre este aspecto “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Gén. 1:27; “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”. Gen. 2:24; “No te echarás con varón como con mujer: es abominación”. Lev. 18:22 .

En la Biblia la palabra noviazgo no existe. Sino, Conocer, que da a entender prácticamente la misma función el hombre en general, tiene gran cantidad de dudas y problemas con respecto al noviazgo, matrimonio pero la Santa Palabra de Dios da claridad a todas estas dudas.

El noviazgo es un período de suma importancia, porque en él es donde se inicia el ciclo de relaciones en la elección de pareja. Es donde los jóvenes empiezan a conocerse, comparten ideales, pensamientos, actitudes, debilidades y fortalezas. El noviazgo es fundamental porque aquí es donde los jóvenes deben saber a quién elijen para que sea su pareja para toda la vida. Es donde deben detectar si dicha persona de la cual están enamorados(as) sí se identifica con sus exigencias o requisitos.

Por otro lado, probablemente les angustie la idea de equivocarse y verse envueltos(as) en una vida desdichada y complicada con su pareja debido a la infelicidad, la infidelidad o el divorcio. Problemas muy comunes cuando no está la presencia del Espíritu Santo en el hogar.

DOS SÍNDROMES TÍPICOS DEL NOVIAZGO

I. IDEALIZACIÓN

Un mal del noviazgo se llama idealización. Algunos síntomas son: perder los estribos por alguien a quien ni siquiera conocemos bien; ver acercarse un cuerpo atractivo sintiendo cómo flaquean las piernas y palpita el corazón; imaginar que ese atractivo cascarón debe de contener una esencia extraordinaria y empeñarse en ello, para después darse cuenta que internamente no tiene nada que ofrecer digno de ser tomado en cuenta.

El joven insensato; el que no tiene conocimiento de Dios, el chico o chica súper actual, que se enamora del vestir, de la moda, de la forma como se simula para hablar, del pearcing, del peinado o corte de cabello a la moda, de las gafas, se enamoran de este tipo de personas porque tiene moto o carro que en ocasiones es de los padres o robado, tienen celular que a veces no es suyo o está desactivado, lo usa es para impresionar o apantallar como decimos popularmente, pero en su corazón no hay nada más que engaño, es un ser que vale muchísimo menos que nada. A esto no se le puede catalogar como amor sino, CAPRICHO O PECADO.

II. PREMURA PASIONAL (TENER PRISA O APURO PASIONAL CARNAL)

Enamorados de un cuerpo, suelen sufrir también de premura pasional, se despierta en los jóvenes un constante deseo de besar, abrazar, sentir la cercanía del otro. No conciben una entrevista en la que simplemente platiquen o convivan, pues la razón principal (y única) de estar al lado de ese extraordinario cuerpo es encender las sensaciones del suyo. Aquí en un altísimo porcentaje, se presenta lo que es el desenfreno sexual, LASCIVIA que delante de los ojos de Dios es pecado y ante la humanidad decente es considerado como deshonroso.
¿Por qué?: 1. No hay temor de Dios. 2. No hay respeto por el mismo (a). 3. No hay respeto por el otro (a). 4. No importa causarle daño al otro y los suyos. En pocas palabras lo único que se busca es placer sin ningún compromiso y responsabilidad, trayendo graves consecuencias tales como: enfermedades de transmisión sexual (el sida etc.), embarazos indeseados que producen otra consecuencia como el aborto o infanticidio y desgracia para toda la vida del joven o señorita, porque no están preparados para esto ni física, económica y mentalmente.

Mucho cuidado que satanás está a la casa de los débiles de espíritu para hacerlos caer en tentación y pecado. Primero pregúntense por qué desean tener novio(a), luego pídanselo al Señor S. Mt. 7.7-8 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8 Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá”.

Tener novio(a) no es pecado, pero ocultarlo sí lo es; porque no hay una buena intención si se mantiene oculto, es darle campo al diablo. La Biblia dice “El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace”. Stg. 4.17.

La Biblia en ningún momento lo prohíbe; “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; haréle ayuda idónea para él”. Gén. 2.18. No se debe buscar novio(a) si no es para casarse. Si es por pasar el rato, no estar solo o “matar” el tiempo, se corre el riesgo en altísimo porcentaje de caer en pecado, porque se está desagradando a Dios con esa actitud mundana y nos constituimos en enemigos de Él.

EL MATRIMONIO UNIÓN ESPIRITUAL Y FÍSICA

La intimidad física es consumada en el matrimonio. Si se ha seguido el plan perfecto de Dios, la unión sexual llega a complementar una relación que ya es sólida por la unión espiritual, intelectual, emocional y de voluntad desarrollada en las etapas anteriores, Dios bendice al amor puro y sin mancilla, y cuando esto pasa se da el mayor milagro y la mayor de las bendiciones: La Creación de una Familia.

Cuando la relación se ha basado en lo físico, hay falta de unión y comunicación, y el sentir de que son extraños el uno para el otro. Hay auto-condenación por no haber seguido el plan de Dios y rencor hacia la pareja por su participación. Sentimientos de culpabilidad que causan frialdad y frustración y alejamiento de nosotros para con Dios.

TIMOTEO: EL JOVEN DIGNO DE IMITAR PARA AGRADAR A DIOS

Timoteo era un pastor joven, algunos teólogos bíblicos dicen que tenía 17 años cuando su padre espiritual el apóstol Pablo le encargó llevar ánimo espiritual a varias iglesias. S. Pablo lo describe como un siervo de Dios en el evangelio con algún prestigio entre los apóstoles 1e. Ts. 3.2 “Y enviamos á Timoteo, nuestro hermano, y ministro de Dios, y colaborador nuestro en el evangelio de Cristo, á confirmaros y exhortaros en vuestra fe”.

Timoteo, tenía que ganarse el respeto de sus mayores dando ejemplo en su enseñanza, forma de vivir, amor, fe y pureza. Y lo logró porque siempre tuvo su corazón y mirada puestos en Cristo Jesús y llegó a ser un excelente pastor cristiano y se convirtió en el JOVEN DIGNO DE IMITAR PARA ALCANZAR LA SANTIDAD.

Por AG José Luis Génis de la Vega

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario