El Esfuerzo Cristiano (E.C.), es un movimiento mundial que ha adoptado nuestra Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México que se enfoca en trabajar activamente “Por Cristo y por su Iglesia“. El Esfuerzo Cristiano fue originalmente una organización cuyo objeto consistía en cuidar y velar por la juventud de la Iglesia y de su desarrollo espiritual; pero al ver su utilidad se han aplicado las mismas normas a los niños, intermedios y adultos.

En nuestra Iglesia, se han conformado Sociedades de cuatro diferentes categorías:

Sociedad Infantil de Esfuerzo Cristiano “Amados de Jehová”
Sociedad Intermedia de Esfuerzo Cristiano “Seguidores de la Verdad”
Sociedad Juvenil de Esfuerzo Cristiano “Linaje Escogido”
Sociedad de Adultos de Esfuerzo Cristiano “Fieles en Cristo Jesús”

Cada Sociedad de Esfuerzo Cristiano está organizada de la siguiente manera: Mesa Directiva (Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero) teniendo como brazos de trabajo a sus Comisiones, integradas por los miembros de la Sociedad (básicamente: Evangelismo, Vida Espiritual y Cívico Social). Las Sociedades cuentan con miembros Activos, Asociados y en algunos casos con miembros Honorarios.Las Sociedades tienen a su vez Superintendente o Consejero que se encarga de asesorar las actividades de cada sociedad.

VOTO DEL ESFUERZO CRISTIANO

“Confiando en que el Señor Jesucristo me ayudará, prometo: Que procuraré hacer todo lo que Él quiera que yo haga; que la regla de mi vida será hacer oración y leer la Biblia todos los días y sostener mi Iglesia de todas las maneras que me sea posible, especialmente asistiendo a los cultos, tanto en el domingo como entre semana,a no ser que sea impedido por algún motivo que puede presentar en conciencia como excusa a mi Salvador, y que hasta donde me lo permita mi inteligencia, durante toda mi vida procuraré vivir como cristiano verdadero. Como Miembro Activo de la Sociedad de Esfuerzo Cristiano, prometo ser fiel a todos mis deberes, asistir y tomar alguna parte (a más de cantar) en todos los cultos de oración siempre que no me sea impedido por alguna razón que pueda presentar por justa a mi Señor y Maestro. Si me viere imposibilitado para asistir a la Reunión de Consagración haré lo posible por enviar un texto de la Escritura, para que sea leído en respuesta a mi nombre al pasar lista. Amén”

BENDICIÓN DEL ESFUERZO CRISTIANO

“Y la paz de Dios, que sobrepuja todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús” Amén.