D.T. José Luis Génis Guzmán

IN MEMORIAM

Nombre completo: José Luis Génis Guzmán. Fecha de Nacimiento: 2 de junio de 1931. Lugar de nacimiento: Tehuantepec, Oaxaca. Servicio: Escritor, constructor, compositor, poeta, orador, misionero, consejero, maestro y fiel pescador de hombres. Grado de estudios: Presbítero, Maestro y Doctor en Teología. Datos familiares: Sus padres fueron los señores Víctor J. Génis y Lucía Guzmán, fue el penúltimo de 12 hijos.

SU VIDA Y OBRA

Sus estudios de educación primaria los cursó en su pueblo natal y posteriormente se trasladó a la Ciudad de México a la edad de 13 años, para iniciar su educación secundaria en la Escuela Militarizada llamada “Escuela Industrial de Enseñanzas Especiales Rafael Dondé”, ahí curso la prevocacional, una vez que inició sus estudios cada fin de semana visitaba a su tío el hermano Héctor, quien asistía a la Iglesia de Coyoacán, cuando la voz del Señor se dejó sentir en su corazón; pasando también posteriormente como interno al Instituto Politécnico Nacional. El 1º de abril de 1949, pidió su baja del Politécnico, donde estudiaba en la vocacional de Ciencias Químicas y Biológicas (pues sus aspiraciones eran llegar a ser Químico Industrial), para internarse en el Seminario Teológico Presbiteriano. Durante su vida como seminarista atendió dominicalmente varias congregaciones como San Bartolo Ameyalco, Mixquic, Tecomil y San Andrés Totoltepec, así como otras en el Distrito Federal e Hidalgo. Fue el 17 de diciembre de 1951 cuando contrajo matrimonio con la señorita Carmen Amelia de la Vega Sánchez, hija menor del Presbítero Gregorio R. de la Vega y su esposa la hermana Amelia Sánchez de De la Vega. Dicho matrimonio fue bendecido por el Señor con seis hijos José Luis, Miriam Amelucy, Laura Saraí, Carmela Esther, Mireya Guillermina de apellidos Génis de la Vega y Carmela Guerrero de la Vega quien fue registrada por sus tíos Alberto Guerrero y Guillermina de la Vega de Guerrero, debido a que Dios llamó a su presencia a su fiel esposa en el año de 1965.

En el año de 1952 pastoreó la Congregación “El Divino Maestro” de Santiago Etla Oaxaca, siendo al mismo tiempo maestro en el Instituto Teológico Sinódico. En 1953 nuevamente en la Ciudad de México pastoreó la Iglesia de San Lorenzo Tezonco, graduándose este mismo año. En 1954 estuvo como Co-Pastor de la Iglesia “La Divina Trinidad” de Puebla, Puebla, bajo el pastorado del Presbítero Adolfo Gómez Garrido, presentando su examen de licenciamiento en enero de 1955 en la Iglesia de San Andrés Totoltepec, en este año también fue maestro en el Seminario Nacional Presbiteriano, como siervo incansable viajaba constantemente al Instituto Bíblico de Oaxaca impartiendo clases atendiendo al llamado del Señor. En febrero de 1958 fue nombrado profesor de planta en el Seminario Nacional Presbiteriano impartiendo las siguientes cátedras: 1. Biblia. 2. Homilética. 3. Teología Bíblica. 4. Religiones Comparadas, y 5. Griego. En 1959 contando con el permiso del Presbiterio se trasladó al estado de Coahuila, para participar como maestro en el Instituto y Seminario de Monclova. El 13 de noviembre de 1960 fue instalado como Pastor en la Iglesia “Bethel” del Centro Histórico de la Ciudad de México quien albergaba en sus instalaciones al Seminario Nacional Presbiteriano, siendo Director del mismo. En el año de 1966 vuelve a contraer nupcias con la Señora Soledad Becerra Castillo, este año es precisamente cuando Dios, en su infinita sabiduría envía a su siervo a pastorear la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora “Bethel” en el Pueblo de San Andrés Totoltepec, donde años atrás presentó su examen de licenciamiento, como Pastor Oficiante y luego como Pastor Comisionado. El día 7 de julio de 1978 por la gracia de Dios recibió el grado de Maestría en Teología por su trayectoria cristiana y tiempo después el grado de Doctor en Teología, ambos títulos otorgados por el Seminario Nacional Presbiteriano. Durante su ministerio participó de manera destacada en la elaboración de las Lecciones Bíblicas, sufrió persecuciones, encarcelamiento y agresiones al cumplir con el mandato del Señor de sembrar su palabra. Colaboró como consejero de la USECPNCM durante 25 años, por lo que una frase característica que repetía siempre al hablar del Esfuerzo Cristiano era: “Esforzador una vez, esforzador toda la vida”, en los cuales impulsó el trabajo esforzador en todo el campo Presbiterial, siempre que se le invitó a dar estudios aceptaba con gozo. Obtuvo el grado de Maestro en Teología en el año de 1977 y se le otorgó el grado de Doctor en Teología el 23 de mayo de 1996, manifestación que se transcribe a continuación:

“La H. Facultad del Seminario Nacional Presbiteriano, en su reunión efectuada el día 26 de febrero de 1996, acordó en el Nombre de Dios establecer el grado de DOCTOR EN TEOLOGÍA en esta Institución educativa. Y así mismo acordó otorgar dicho grado al Pbro. José Luis Génis Guzmán, teniendo presente lo siguiente:

  1.  Que el Pbro. José Luis Génis Guzmán ha realizado una larga y eficiente labor académica por más de 40 años como maestro fundador y decano del Seminario Nacional Presbiteriano, así como de la Escuela Bíblica para Misioneras, ambas Instituciones Educativas de nuestra Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México.
  2. Que por más de 20 años, el Pbro. José Luis Génis Guzmán, ha sido el principal promotor y maestro de los cursos de Superación Teológica en nuestro Seminario que actualmente imparte lo grados de: Bachiller, Licenciado y Maestro en Teología; y que nuestro hermano posee todos estos grados académicos y que el grado de Maestría lo ostenta desde hace 19 años.
  3. En vista que en su larga trayectoria el Pbro. José Luis Génis Guzmán, ha demostrado poseer amplios conocimientos Bíblicos Teológicos, de tal manera que con toda propiedad se encuentra capacitado para recibir el grado académico de Doctor en Teología.
  4. En vista que el sentir amplio de la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México y muy particularmente de las H.H. Facultades del Seminario Nacional Presbiteriano y Escuela Bíblica para Misioneras, es en el sentido de que se otorgue dicho Doctorado al Pbro. José Luis Génis Guzmán.

En el Santo Nombre de Dios, se acuerda que el día jueves 23 de mayo de 1996, durante el XXVI Curso de Superación Teológica, en un solemne Culto se le haga entrega del Diploma respectivo, otorgándosele el multicitado Doctorado en Teología, confiriéndole tal grado el Presidente del R. Presbiterio Nacional de la Ciudad de México Presbítero y Maestro en Teología, Álvaro Santos Santos, quien lo hará en representación de la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México. “

De tal manera que en día y hora fijados para este solemne acto las palabras dirigidas a nuestro amado Pastor fueron las siguientes:

“En mi carácter de Presidente del R. Presbiterio Nacional de la Ciudad de México y en nombre de la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México, tengo el alto honor y placer de acatar los acuerdos tomados por la H. Facultad del Seminario Nacional Presbiteriano, por lo cual en justo reconocimiento de la Bondad Divina en su vida, de los dones que Dios le ha concedido, de su labor docente, y de su experiencia y conocimientos Bíblicos, le hago entrega de este DIPLOMA que lo acredita como DOCTOR EN TEOLOGÍA, siendo el primero que por la gracia de Dios y para gloria del Señor Jesucristo otorga nuestro Seminario Nacional Presbiteriano. Asimismo, con la solemnidad debida, y en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, declaro solemnemente, que a partir de este momento, recibe Ud., el grado de DOCTOR EN TEOLOGÍA. Amén. “

De febrero de 1969 a 1999, es decir, durante 32 años de ministerio en esta Iglesia, la labor de este verdadero varón de Dios, ha dejado tal huella que aún seguimos diciendo: “Como lo enseñó el Señor Génis”. Por su aportación en lo espiritual, instruyendo con toda paciencia y capacidad, nos enseñó la fraternidad, el trabajo en equipo, el amor por la obra y sobre todo la sana doctrina. Qué no decir sobre el impulso en lo material, porque cual Nehemías, bajo su dirección, se reconstruyó el Templo, cambiando el piso, el techo, se construyó el mezzanine y se reforzó la torre, se construyó la Casa Pastoral, el edificio educativo y se bardeó el terreno adjunto.

Gran escritor y nosotros privilegiados, porque sus obras navideñas, poesías y cantos se estrenaban en esta Iglesia, propiciando la participación activa de niños, jóvenes y adultos, mostrando cuán grande es el gozo del Señor en el corazón de quien le sirve como lo hizo el Gran Rey de Israel, así su ejemplo de trabajo, esfuerzo, dedicación pero sobre todo convicción, nos ha permitido ser leales a Dios. Durante todo este tiempo pastoreo, lideró, unió en Matrimonio, Bautizó y recibió miembros de la Iglesia, a través de 5 generaciones, recordamos aún frases como: “De gracia recibisteis, dad de gracia”, “Ni Dios hizo los cielos y la tierra en un día” , “Hijo (a) ya oraste por tu esposa (o)”, “Si Dios así lo permite”, “No tengo tiempo ni de morirme” entre otras, dando a entender que los asuntos del Señor no deben tomarse de manera precipitada, sin haber orado y pedido su consejo, preparándonos para sus servicio de por vida y siendo entusiastas siempre sin descansar hasta ser llamados por el autor y consumador de nuestros días. Siendo su vocación enseñar la Palabra Santa, fungió como maestro en el Seminario Nacional Presbiteriano, Escuela Bíblica para Misioneras, Escuelas Bíblicas Nocturnas de “Bethel” Centro Histórico y el “Divino Salvador” de la Colonia Nativitas. Fue pieza fundamental para la concepción y organización del Sínodo General de la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México, como se observa aún hasta nuestros días como en memoria escrita de su fidelidad a Dios, en los documentos legales, así como, para los organismos de éste, Unión Sinódica de Sociedades de Esfuerzo Cristiano, organizada en el seno de la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora “Bethel” en el Pueblo de San Andrés Totoltepec en el año de 1996 y la Unión Sinódica de Sociedades Femeniles. El 10 de abril de 1999 en esta misma Iglesia cuando Dios en su infinita misericordia le permitió a este siervo del Señor Ministrar el Bautismo de su cuarta bisnieta Elizabeth Sinaí Olvera Génis, cumpliéndose la promesa del Señor que dice en estos dos versículos:

Y veas los hijos de tus hijos, Y la paz sobre Israel. Salmo 128.6. Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu simiente después de ti en sus generaciones, por alianza perpetua, para serte á ti por Dios, y á tu simiente después de ti. Génesis 17.7.

El día 6 de mayo de 2001, siendo ahora Pastor Emérito de esta Iglesia, a pesar de que su salud estaba declinando, se dio tiempo para aconsejar a un hermano con palabras de consuelo, haciendo énfasis en lo siguiente. “No se aparten del Templo, no dejen de asistir”, palabras que a más de un hermano y familiares repetía constantemente, preocupado por el bienestar de nuestras almas, como fiel siervo de Dios a quien su Señor pediría cuenta del rebaño que le fue encomendado.

El día 13 de mayo de 2001 este gran siervo del Señor fue llamado a su presencia en su domicilio particular ubicado en Coacalco, Estado de México, velándose en casa de su hijo, el ahora Anciano Gobernante José Luis Génis de la Vega y sepultándose en el Cementerio de este Pueblo que con amor aún lo recuerda, pues era conocido por su evangelismo entre convertidos y vecinos, pues ha dejado una enseñanza de servicio y amor a la obra que recibimos de sus manos y ejemplo de este incansable siervo de Dios. Así el día 20 de mayo de 2001 se hizo una pequeña biografía en el Boletín Dominical del que se trascribe el siguiente texto:

ENDECHA

2º de Samuel 1.23 al 27 (Aplicable al Presbítero José Luis Génis Guzmán)

Saúl y Jonathán, Amados Y queridos en su vida, En su muerte tampoco fueron apartados: Más ligeros que águilas, Más fuertes que leones. Hijas de Israel, llorad sobre Saúl, Que os vestía de escarlata en regocijos, Que adornaba vuestras ropas Con ornamentos de oro. ¡Cómo han caído los valientes en medio de la batalla! ¡Jonathán, muerto en tus alturas! Angustia tengo por ti, Hermano mío Jonathán, Que me fuiste muy dulce: Más maravilloso me fué tu amor, Que el amor de las mujeres. ¡Cómo han caído los valientes, Y perecieron las armas de guerra!

HONRAREMOS LA MEMORIA de nuestro Pastor Emérito, poniendo en práctica sus enseñanzas Cristocéntricas.

Fuentes escritas: Boletín INPC BETHEL, SAN ANDRÉS TOTOLTEPEC, 20 de mayo de 2001.
Acuerdo del SENALPRES: Presbítero Álvaro Santos Santos
Fuentes habladas: Presbítero Álvaro Santos Santos.
Hijos y nietos.
Fuentes Fotográficas: Sibia Lizette Génis Rodríguez