Sin comentarios aún

Los Puritanos

La Reforma en Inglaterra tenía varios aspectos distintos a la Reforma en la Europa Continental. Entre ellos que en cierto sentido la Iglesia en Inglaterra, al haberse separado de la Iglesia Romana en parte por motivos políticos (1534), aun se encontraba sujeta a la monarquía inglesa. Los reyes de Inglaterra continuaron siendo la cabeza oficial de la Iglesia y si bien hubo reformas en aspectos doctrinales y de liturgia, con las intervenciones de la monarquía muchos de los cambios propuestos por los reformadores eran demasiado radicales a ojos del rey por lo que junto con las autoridades eclesiásticas trataron de establecer reformas moderadas. Así nació la Iglesia Anglicana.

Iglesia Anglicana
El término latín ecclesia anglicana, simplemente quiere decir Iglesia de Inglaterra y algunas de sus características son:

  1. Mantuvo el sistema episcopal, es decir basado en una jerarquía religiosa de obispos y arzobispos donde el principal de estos, el Arzobispo de Canterbury es nombrado por el rey.
  2. Su liturgia (forma de culto) y doctrina en algunos casos es muy similar a la católica (alta Iglesia Anglicana) y en otros casos más cerca de los Protestantes (parecido a metodistas arminianos y episcopales).
  3. Su principal base es el Libro Común de Oración y los 39 artículos de la Iglesia Anglicana que establecen la justificación sólo por la fe.

 

Los Puritanos
Con el ascenso de la reina Elizabeth (1558) de creencia protestante, se incrementó el optimismo de los grupos de creyentes interesados en una vida piadosa, comprometidos con la Reforma y que pensaban que la Iglesia en Inglaterra no estaba siendo suficientemente reformada pero tampoco querían ser desleales al gobierno civil (al reino) ya que lo entendían como una ordenación de Dios. Vieron el ascenso de Elizabeth con mucha esperanza, pero la Reina estaba decidida a establecer una vía media entre el protestantismo y el romanismo y para ello, se dio cuenta que, requería uniformizar a todos los sectores religiosos, por lo que obligó a los pastores a usar una liturgia intermedia, so pena de cárcel o expulsión, lo que, para presbiterianos, bautistas y congregacionalistas representaba una traición a la Palabra de Dios.

Pero Elizabeth estaba decidida a mantener la Corona real como la “cabeza” de la Iglesia aun por la fuerza así que muchos puritanos tuvieron que decidir entre: ceder, mantenerse leales a la corono o bien abandonar el país en busca de libertad religiosa. A estos últimos se les llamo disidentes y más adelante en la historia darían lugar a los peregrinos.
Al inicio del reinado de Elizabeth I, la mayoría de los puritanos deseaban establecer un sistema presbiteriano en la Iglesia lo que irritó siempre a la corona inglesa por su forma de gobierno que implicaba la elección de los ancianos por parte de la Iglesia.

Como hemos mencionado, los puritanos se distinguían por una vida en la que agradar a Dios era el objetivo primordial y en su búsqueda de una reforma dentro de la iglesia señalaban entre otros los siguientes puntos:

  1. Las vestiduras sacerdotales. La reina mantuvo las vestiuduras sacerdotales para los ministros al oficiar los servicios religiosos, pero para los puritanos esto ponía demasiado énfasis en la clase religiosa, y lo que a ellos les parecía que la Biblia presentaba era el sacerdocio de todos los creyentes.
  2. Otro asunto es el uso de la señal de la cruz en el bautismo, en la Iglesia de Inglaterra, en el momento del bautismo, el sacerdote usa la señal de la cruz con el infante (lo persigna) y a los puritanos esto les parecía extra bíblico, romanista y supersticioso.
  3. Estas diferencias sin duda son puntos en los que aun hasta nuestros días podríamos decir que representan fielmente el movimiento reformador, curiosamente, el siguiente punto puede ser un tanto opuesto a nuestra propia práctica. Los puritanos rechazaban el uso del anillo matrimonial ya que para el romanismo el anillo es el símbolo de uno de los siete sacramentos. Para los puritanos mantener el anillo dentro de la ceremonia era muy cercano al rito romano.
  4. Los puritanos también pedían a sus ministros una mayor preparación que se reflejara en una predicación expositiva ya que mucho ministros anglicanos aún tenían una preparación muy escasa. Para esto impulsaron la universidad de Cambridge.

Pero cada vez que presentaban sus propuestas de Reforma, la respuesta de la Reina era ignorarlos y a veces incluso reaccionar contra las solicitudes y estilo de vida puritano, por ejemplo si bien es cierto que era obligatoria la asistencia a la Iglesia, el gobierno de británico impulsó en 1617 que después de la Iglesia se pudieran llevar a cabo los eventos deportivos , algo que era simplemente impensable para los puritanos quienes consideraban que el día del Señor debía respetarse en toda su extensión. De aquí viene la tradición Inglesa y norteamericana de desarrollar los eventos deportivos en domingos.

Los elementos con los que los puritanos influenciaron a la sociedad inglesa fue la predicación abierta y la Biblia de Ginebra, que se trataba de una versión en inglés de la Biblia con comentarios de doctrina reformada en los márgenes. De hecho, es esta Biblia de Ginebra la que acompañó a los grupos de creyentes reformados en las colonias inglesas en el nuevo mundo.

Algunos de los ministros reformados comenzaron a realizar reuniones de ministros con la finalidad de tener predicaciones públicas comenzando a tener un sistema presbiteriano con ancianos elegidos por el pueblo y con la misma autoridad que los ministros.
El primer presbiterio inglés se formó oficialmente en 1575.

Una paradoja en el presbiterianismo inglés es la que presenta que el documento más importante del presbiterianismo (por supuesto después de la Biblia) la Confesión de fe de Westminster , escrita en Inglaterra, revisada por el Parlamento, nunca entró en vigor para la Iglesia de Inglaterra.

Debido a esta forma intermedia entre catolicismo y protestantismo, muchos miembros con doctrina reformada buscaron purificar la Iglesia Anglicana, insatisfechos por los cortos alcances que la Reforma había tenido en su país.
Durante un tiempo, debido a la situación política lograron acumular poder, sobre todo bajo el periodo en que Oliver Cromwell logró gobernar el país mediante una alianza con escocés e irlandeses del Norte; sin embargo, cuando Carlos II subió al poder fueron perseguidos y algunos expulsados de Inglaterra hacia los Países Bajos o bien muchos de ellos hacia el Nuevo Mundo.
Para frenar el impacto de la doctrina puritana, el congreso de Inglaterra promulgó en 1662 una serie de leyes conocidas como El Acta de Uniformidad para la Iglesia en la que establecía la forma de liturgia de acuerdo al Libro Común de Oración reforzando la vía media entre Católicos y Protestantes y además requería que todos los pastores fueran ordenados por la Iglesia Anglicana jurando lealtad a la misma. El resultado inmediato fue que más de 2000 pastores que se rehusaron a jurar fueran expulsados y los que se lograron quedar fueron perseguidos y encarcelados como Juan Bunyan, escritor de “El Progreso del Peregrino”. A todos los que no se adhirieron al Acta de Conformidad se les llamó NO-Conformistas y principalmente había presbiterianos, congregacionalistas y bautistas y actualmente se considera que aquellas iglesias que se identifican a si mismas como congregacionalistas provienen de los puritanos. Otros No-Conformistas famosos son Mathew Henry de quien conservamos su comentario bíblico e Isaac Watts quien fue un escritor de himnos prolífico.

Así, debido a este gran periodo de intolerancia, muchos grupos de creyentes decidieron emigrar incluso desde 1620, hacia América en busca de libertad religiosa. Los llamados Peregrinos (Pilgrims) que llegarona a América para fundar colonias que dieron origen a Estados Unidos eran grupos de No-conformistas- separatistas, es decir que pensaban que las diferencias con la Iglesia anglicana eran ya irreconciliables y por tanto ya no buscaban reformar a la Iglesia anglicana sino separarse de ella.
De hecho, el término que hoy en día es tan común para los estadounidenses en llamar a estos personajes como peregrinos proviene de una referencia a ellos citando Hebreos 11.13-16,

Adaptado de “Historia de la Iglesia” por S. Vila, España.
The Context of English Puritanism, Don Fortson.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario