Sin comentarios aún

Westminster

Seguramente usted ha escuchado esta palabra “Westminster”. Tal vez usted lo relacione con “Confesión de Fe de Westminster”, que es un documento teológico que se elaboró de 1643 a 1648 y que para nuestra Iglesia es un símbolo doctrinal, es decir que la interpretación y enseñanzas que la Confesión de Fe hace de las Escrituras es la manera correcta y sana de interpretar la Biblia.

¿Quién hizo este documento? Este documento fue realizado por una Asamblea de Teólogos ingleses y escoceses, la asamblea original fue convocada por el Parlamento Inglés para reestructurar la Iglesia de Inglaterra. Fueron convocados 121 teólogos y como algunos no pudieron asistir fue necesario nombrar 19 más para sustituirlos. Esta es una de las características más importantes de la Confesión de Fe. No es la opinión de un solo hombre o de un grupo reducido de Teólogos, se trató de una deliberación del más alto nivel teológico, con la Biblia como base, que duró 5 años.

La Asamblea se reunió en la Abadía de Westminster, que es una iglesia que se comenzó a construir desde el año 1100. La Asamblea de Westminster se comenzó a reunir en 1643 y esta reunión produjo no solo la Confesión sino también, el Libro de Gobierno, El Directorio de Culto y los Catecismos Mayor y Menor.

En la imagen aparece una pintura famosa por ilustrar la elaboración de la Confesión de Fe de Westminster, aparece la Asamblea reunida en lo que se conoce como la Cámara Jerusalem, su habitual lugar de reunión. Todos los documentos ya mencionados se elaboraron en esta cámara.

Algo que debemos saber es ¿por qué se reunieron estos teólogos? Bueno, en ese momento ellos eran un Parlamento y se habían reunido para discutir la forma de gobierno y la vida de la Iglesia. Es curioso como muchas iglesias hoy en día han olvidado el Directorio de Culto, cuando esta fue realmente una de las razones por la que se reunió esta Asamblea. Y la segunda, la forma de gobierno, era otro tema crucial y que fue el tema que tuvo mucho más tiempo de deliberación en los debates.

La segunda cosa que debemos tener presente acerca de la Asamblea de Westminster es que los documentos que produjo son una exposición sistemática de la Teología Reformada. Consideremos que cuando se reunieron en 1640, habían pasado ya tres generaciones de que Lutero había pegado las 95 tesis. EL protestantismo llevaba más de 100 años y se habían producido muchos libros y catecismos, también hubo sínodos y asambleas pero la Confesión de Fe de Westminster representan la madurez del pensamiento de la Reforma.

La tercera cosa a considerar es que la Confesión de Fe contiene no sólo un conjunto de verdades doctrinales sino que desde el principio refleja una de las ideas centrales de la Reforma, ¿Cuál es el fin principal del hombre? El fin principal del hombre es el de glorificar a Dios y gozar de él para siempre. Esta es un principio para la vida, todos los aspectos de la vida están relacionados y motivados por nuestra visión de Dios.

Si usted ha tenido oportunidad de leer la Confesión de Fe, se podrá dar cuenta que presenta conceptos de una manera profunda y que motiva a la reflexión. Por ejemplo, hay una sección que nos habla sobre los oficios de nuestro Señor, que son Profeta, Sacerdote y Rey. Esta idea bíblica fue desarrollada por Eusebio, un teólogo de la Iglesia primitiva, pero que había sido olvidado durante gran parte de la historia medieval. Calvino la usa nuevamente al referirse a nuestro Señor y posteriormente la Asamblea de Westminster los trae de nuevo en la Confesión y en los catecismos.

Como mencionamos se convocaron más de 120 teólogos y deberíamos considerarlos a todos, pero en esta ocasión nos ocuparemos de 5 en particular:

El primero de ellos es William Gouge, quien era un predicador en una Iglesia de Londres, pero su principal característica era su forma de predicar. En 1647, él comenzó el presbiterio de Londres.

Otro miembro de la Asamblea es Jeremías Burroughs, quien fue entrenado en Cambridge y pastoreó en la región de East Anglia. Tiempo antes de que la Confesión fuera elaborada llegó a Inglaterra una ola de persecución y Burroughs se vió exiliado en Amsterdam. Cuando la Reforma triunfó fue Burroughs el indicado para predicar el primer sermón en la sesión de apertura del Parlamento.

El tercer miembro de quien hablaremos es Thomas Goodwin, fue un teólogo del Trinity College, en cierto momento en el que la persecución llegó tan cerca que su vida estuvo en peligro dijo:

Seré cambiado en un abrir y cerrar de ojos, Toda mi depravación y corrupción será quitada de mí.

Edward Calamy, vivió hasta 1660 y fue otro miembro prominente de la asamblea , él fundó el Colegio Zion convencido de que una labor imprescindible era poder brindar una buena educación pastoral a la siguiente generación.

El ultimo que mencionaremos es George Gillespie. Cuanta la leyenda que en un punto de la Asamblea , el debate acerca de lo que la confesión de fe debería decir acerca de Dios estaba en un punto sin avance y con posiciones muy encontradas. Así que alguien sugirió, porqué no nos detenemos y oramos, y le pidieron a George Gillespie que orara; cuando se levantó a orar comenzó:

¡Oh Dios!, aunque eres un espíritu, infinito, eterno e inmutable en tu ser, sabiduría, poder, santidad, justicia y verdad …”

A alguien se le ocurrió escribirlo y se convirtió en la porción de la Confesión de fe que conocemos.

Adaptado de 5minutesinchurchhistory.com “Things we should know on Westminster” por Dr. Steven Nichols.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario