Sin comentarios aún

Semana del Esfuerzo Cristiano 2017

EL ESFUERZO CRISTIANO, UN FUEGO QUE SE PROPAGA

Como cada año se llevó a cabo en nuestra Iglesia la Semana del Esfuerzo Cristiano, a cargo de la Sociedad de Adultos de Esfuerzo Cristiano “Fieles en Cristo Jesús”, del 30 de enero al 03 de febrero, donde se analizaron los siguientes puntos:

La Calidez del Trabajo en Equipo, basado en el libro el profeta Nehemías capítulo 4 de los versículos 9 al 23, fue facilitado por el hermano Nahúm Rodea Miranda, explicándonos que de la misma manera que somos un cuerpo en Cristo, debemos realizar los trabajos de la Sociedad de Esfuerzo Cristiano en la que nos reunimos, pues tenemos diversos talentos que deben ser puestos a disposición del trabajo y evangelismo en nuestra Sociedad e Iglesia, sin rivalidades, seguros de los hombre y mujeres que Dios nos ha hecho, siempre teniendo en mente que somos siervos del Dios vivo y redimidos por la sangre del unigénito del Padre.

Al superar los desafíos con valentía, tal y como se menciona en el libro del profeta Daniel en su capítulo 3, de los versículos 1 al 27, tema facilitado por la hermana Jaqueline Gómez Hernández, quien nos menciona que como a lo largo de nuestras vidas seculares hemos experimentado estos desafíos, en el Esfuerzo Cristiano, existen también de manera colectiva e individual, por lo que debemos ser constantes en la oración para que del Padre obtengamos la respuesta, siempre confiados que Cristo ha vencido al mundo.

Irradiando la luz de la verdad a otros, es precisamente la constante de todo esforzador, basado en el libro de los Hechos de los Apóstoles en su capítulo 10, de los versículos 17 al 43, como  lo menciona el Pastor Álvaro Santos Santos, pues somos un fuego que no solo debe expandirse, sino irradiar el amor de Cristo a través del testimonio que damos en el lugar en donde nos desarrollemos, es decir, así como el fuego se expande, la luz d Cristo en nosotros debe trascender para con aquellos que nos relacionamos, compartiendo el evangelio a nuestros familiares y amigos en toda oportunidad.

Al perseverar con fidelidad en el trabajo del esfuerzo cristiano y en nuestra vida secular, debemos basado en el Salmo número 36, como lo mencionó el Anciano Gobernante Abel Rodea Álvarez,  pues somos puestos como lumbrera en donde nos coloca nuestro Padre Eterno, pues tenemos el manantial de la vida, pues en la luz de Cristo nos gozamos y somos reconciliados, así debemos nosotros transmitir el mensaje de salvación, como esforzadores debemos ser constantes e incansables para evangelizar y de esta manera hacer que el fuego se propague en donde nos encontremos.

Al velar y orar sin desmayar, tal como se menciona en el libro de Esther en su capítulo 4, basando su meditación el Anciano Gobernante Benjamín Rodea Álvarez, nos mencionaba que la reina Esther pidió oración a su pueblo para poder tener misericordia hacia ellos, debido a que su propia vida podía ser cortada, mostrándonos que el valor y la determinación la da el señor en nosotros, para defender con valentía el evangelio, la verdad que hace libre al pecador de su error, así cada esforzador debe ser valeroso, encontrando su fortaleza en la oración constante, pudiendo de ésta manera cumplir la Gran Comisión que nos fue encomendada.

En la Clausura el día domingo por la tarde pudimos reconocer que el Esfuerzo Cristiano es un fuego que se propaga de manera eficaz, como lo mencionaba el Anciano Gobernante Jonathán Rodea Miranda, basado en el  libro de los Hechos de los Apóstoles en su capítulo 2, de los versículos 22 al 47, por la promesa que está dada por nuestro Dios, quien nos ha dado la victoria, a través del sacrificio de su Unigénito, debemos ser luz y testimonio para todos aquellos a quienes conocemos, predicando el evangelio de la paz, sin embargo siempre sabiendo que somos siervos y cumplimos un propósito divino, alabando siempre a Dios teniendo gracia para con el pueblo, que a su tiempo el Padre añadirá a su Iglesia los que han de ser Salvos.

Cómo un sabio pastor mencionaba: “ESFORZADOR UNA VEZ, ESFORZADOR TODA LA VIDA”, Dios cumple cada una de sus promesas, pues reunidos en la clausura se observan a los niños, adolescentes y jóvenes que pastoreo en vida, algunos de ellos Oficiales de la Iglesia, otros Oficiales de sus Sociedades, el D.T. José Luis Genis Guzmán, fue un esforzador consagrado, aunque curiosamente no estuvo en las filas de alguna sociedad en su niñez o juventud, como varias veces lo manifestó, sin embargo fue el Señor quien lo utilizó durante su ministerio en el  Esfuerzo Cristiano.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario