Sin comentarios aún

Juan Calvino

A los 30 años, un joven pastor, se encontraba exiliado en la ciudad de Estrasburgo, había fracasado en su primera etapa como pastor en la ciudad de Ginebra de donde lo habían corrido, incluso muchos lo odiaban por haber impuesto y apoyado una serie de leyes en la ciudad. Su nombre, Juan Calvino.

Nació el 10 de junio de 1509 en Noyon, Francia, su vocación se encontraba entre la vida religiosa y las leyes y se decidió por las leyes, ingresando a la Universidad de Orleans a los 16 años.

Durante el otoño de 1533, Calvino tendría su conversión, según su propio testimonio recabado en su comentario de los Salmos.

Estando sumamente alarmado de mi miseria espiritual y mucho más aun de la amenaza de muerte eterna sobre mí,… con lágrimas y llanto me arrepentí de mi vida pasada…

Ese mismo año, poco después de licenciarse y encontrándose aún involucrado con los asuntos de la Universidad, se suscitó en el colegio la polémica entre los que apoyaban la Reforma y los Católicos. El rector, Nicolás Cop, amigo de Calvino, apoyaba la reforma y en su sermón de inicio de actividades del 1º de noviembre de 1533 habló sobre la necesidad de reformar la Iglesia Católica. Este sermón fue denunciado como herético y provocó que tanto Cop como Calvino tuvieran que huir a la Ciudad de Basel, Suiza.

Su primer periodo en Ginebra (1536) se debió a que Guillermo Farell, lo convenció de quedarse ya que Calvino se encontraba en la ciudad sólo de paso, su verdadero propósito era llegar a Estrasburgo para dedicarse a una vida enteramente académica. Pero Farel lo convenció de que Dios no quería para él una vida en la “oscuridad”, que debía quedarse en Ginebra a pastorear.

Farel y Calvino trabajan en la organización de la Iglesia en Ginebra y redactan una confesión de fe que se hizo obligatoria para quienes quisieran ser ciudadanos. Esto no agradó a todos los habitantes, como tampoco agradó que se prohibiera el juego, la embriaguez y se hiciera obligatorio participar en los servicios de la Iglesia y la Comunión. Para 1538, habiendo asistido a Basel para defender su punto de vista, al tratar de regresar a la ciudad ya no fueron recibidos. Farel se fue a Neunchatel y Calvino aceptó, tras muchos ruegos por parte de Bucer, ir a Estrasburgo a pastorear una iglesia de refugiados franceses.

En Estrasburgo, se casó con Iddelete de Boer una viuda con la que tuvo un matrimonio feliz y hasta tuvieron un hijo que no sobrevivió la infancia. Sus enemigos usaban esto para atacarlo diciendo que Dios lo había maldecido sin hijos, a lo que él contestaba que Dios le había dado miles de hijos espirituales.

Una mañana después de 2 años, con el correo llegó una carta de Ginebra, la ciudad que lo había corrido. Sarolatto, un cardenal de la Iglesia Católica estaba intentando que la ciudad de Ginebra volviera a estar bajo el control católico y mandó al consejo de la ciudad una carta en la que argumentaba teológicamente que la Ciudad de Ginebra debería regresar al catolicismo. El consejo de la ciudad pensó que no había nadie más calificado para responder a esta carta que Juan Calvino, el joven pastor que acababa de escribir un libro aún desconocido llamado “Institución de la Iglesia Cristiana”.

Calvino hace tan buen trabajo que la Ciudad de Ginebra lo vuelve a invitar a ser pastor y Juan Calvino nuevamente no quiere ir. Nuevamente es Farel quien lo convence.

A veces pensamos que Calvino es solo un a mente teológica que desarrolló su teología bíblica pero la verdad es que enfrentó fuerte oposición, algunos incluso nombraban a sus perros “Calvino” o hacían ruidos durante los sermones, e incluso la policía tuvo que intervenir en algunas ocasiones.

Hubo un episodio con el médico español Miguel Servetus. Servetus estaba en cierta manera obsesionado con Calvino pero no en un buen sentido, Servetus tenía un concepto anti trinitario y por esto enfrentaba persecución tanto de católicos como de protestantes. Él sabía que Calvino no tenía todo el apoyo del consejo de Calvino y pensó que podría encontrar en Ginebra suficiente apoyo a sus ideas, incluso Calvino le escribió para disuadirlo de ir a Ginebra. Servetus no le hizo caso y cuando llegó a Ginebra fue aprendido, juzgado y quemado en la hoguera. La herejía en esta época se trataba como hoy en día se trataría una epidemia, se tomaban medidas muy fuertes contra los herejes y el concepto de separación de Iglesia y Estado era simplemente inexistente por lo que la pena por herejía era la hoguera o la horca.

Calvino llevaba una vida de predicación muy ocupada, predicaba unas 5 veces por semana, Escogía un libro de la Biblia y leía 4 o 5 versículos del capítulo y predicaba expositivamente. Debemos recordar que la mayoría de la gente nunca había escuchado la Biblia, ni sabía leer, ni había Biblias disponibles. Imagine predicar a gente que jamás había escuchado la lectura de la Biblia. Así que Calvino predicaba expositivamente versículo a versículo apoyado en sus escritos en griego y hebreo.

Aunque Calvino y Lutero nunca se conocieron se sabe que ambos manifestaban mutuo respeto.

La gran actividad de Calvino solamente se vio afectada cuando al paso de algunos años las enfermedades comenzaron a aparecer y pasó grandes temporadas padeciendo dolores que lo postraban. A los 54 años, prácticamente en su lecho de muerte se encontraba trabajando, dictando a Beza uno de sus comentarios y cuando este le pidió que descansara Calvino le respondió:

¿Quieres que me encuentre inactivo cuando me encuentre con el Señor?

Hoy en día, la mayoría de la gente al escuchar Calvino, lo relaciona con los 5 puntos del calvinismo. La verdad es que estos 5 puntos fueron un fenómeno posterior, ciertamente desarrollado en la Teología Bíblica pero Calvino no hacía otra cosa sino ser fiel a la Biblia y desarrollarla de manera concisa.

De hecho, a nivel Teológico, a Calvino se le considera un Teólogo del Espíritu Santo y es que antes de Calvino, si bien había muchos trabajos sobre Dios Padre y Dios Hijo, el énfasis que Calvino hace en su obra es la labor del Espíritu Santo. Si Calvino nos viera hoy en día probablemente se sorprendería de que todo mundo esté interesado en la labor extraordinaria del Espíritu Santo (lenguas, sanidades, etc.) mientras su labor más importante se encuentra olvidada, la regeneración del corazón, el convencimiento de la persona se pasa por alto.

Otro punto que destaca en la Teología de Calvino es el lugar que da a la seguridad del creyente, a la confianza que el cristiano puede tener en la Biblia, en la Iglesia como institución, su interés es que el creyente tuviera confianza y paz con Dios.

Nuestra Iglesia si bien es presbiteriana en su forma de gobierno, es Reformada o Calvinista en su doctrina por lo que esperamos se despierte el interés por conocer más delos fundamentos bíblicos sobre los que el Señor ha colocado a nuestra Iglesia Bethel.

¿Sabías que…?

Juan Calvino, a la edad de 12 años se hizo la tonsura, es decir, se rasuró el cabello de la parte superior de su cabeza como los frailes indicando su deseo de consagración a Dios.
El primer libro que Calvino escribió no fue de carácter religioso sino un comentario sobre De Clementia, de Séneca.
Antes de que Calvino dejara definitivamente Francia en 1534, hubo un movimiento de anónimos que se dedicaron a pegar placas por toda la ciudad donde se denunciaban los errores doctrinales de la misa católica, lo que provocó la reacción violenta de los católicos contra los reformadores en Francia.

Un perro ladra cuando su amo es atacado. Yo sería un cobarde si la verdad de Dios es atacada y permanezco en silencio. Juan Calvino

Adaptado de “A survey in Church history” por Dr. Robert Goddfrey.
Podcast: Renewing your mind, R. C. Sproul  Ligonier ministries.com

 

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario