Sin comentarios aún

Clausura de la Escuela Bíblica de Vacaciones 2015

El domingo 26 de julio en nuestra Iglesia tuvimos la oportunidad de dar gracias a nuestro Padre Eterno por la bendición de servirle y por las abundantes dádivas que de su parte recibimos pues en el culto de medio de día se celebraron dos acontecimientos de suma importancia:

Clausura  de  la  Escuela  Bíblica  de  Vacaciones,  que  en  este  año  contó  con  cuatro  grupos fundamentales:  “Lucecitas  de  Cristo”  (Niños  de  0  a 3  años,  con  evangelismo  para  las  madres asistentes), “Joyas de Cristo” (Niños de 4 a 11 años), “El Bunker” (adolescentes de 12 a 16 años) y “Torre Fuerte” (Jóvenes a partir de los 17 años) grupo vespertino.

Por  gracia  de  Dios  este  año  se  trabajó  intensamente  con  el  adoctrinamiento  como  valor fundamental  para  los  niños,  adolescentes  y  jóvenes de  la  Iglesia,  cumpliendo  también  con  la Gran  Comisión,  pues  nuestra  comunidad  año  con  año  nos  confía  a  sus  hijos,  con  profundo agradecimiento  vemos  que  muchos  de  esos  niños  regresan  anualmente  e  inclusive  se incorporan  de  manera  espontánea  a  los  nuevos  grupos  que  conforme  a  su  edad  fueron diseñados.

Acción de gracias por fin de año escolar, también en agradecimiento por las bondades de Dios en la vida de los estudiantes de la Iglesia, se dio gracias a nuestro Creador, por el fin de un ciclo escolar más y por los hermanos que concluyeron una etapa más en su vida académica, este año vimos  que  con  gusto  muchos  de  los  asistentes  de  la Escuela  Bíblica  de  Vacaciones, comprendieron  el  significado  de  dar  gracias  a  Dios y  nos  gozamos  como  Iglesia  por  las bendiciones que recibieron, pues se unieron a dar gracias por sus estudios.

La meditación estuvo a cargo de  nuestro Pastor  Álvaro Santos Santos, quien basado en  1º de Reyes capítulo 3 de los versículos 5-28 nos habló como el Rey Salomón demandó sabiduría de nuestro  Padre,  por  lo  tanto a cada  cristiano  Dios  nos  dice: Pide  lo  quisieres,  si  demandamos sabiduría y discernimiento de lo Alto, para que nuestra vida sea regida por el Señor de señores, recordando la santidad que cada hijo de Dios debe guardar, Dios nos concederá las peticiones de nuestro corazón conforme a su voluntad, inclusive nos dará más, como lo hizo con este sabio Rey que olvidándose de la vanidad terrenal, demando la dirección de Dios en su vida.

Así cada estudiante debe tener la meta en Cristo, trabajar y ser el mejor por dar testimonio de su Redentor, pero lo más importante es poner ese conocimiento a su servicio, pues Dios da y engrandece, por lo tanto lo que nosotros aprendemos, siempre debe ser usado en beneficio de la obra, sin obtener lucro, para no blasfemar su nombre.

Finalmente como es costumbre se realizó la exposición de los trabajos manuales de la  Escuela Bíblica de Vacaciones en las instalaciones del Salón Social, dando gracias a Dios por la gracia de trabajar para su obra y esperando con mucho gozo un nuevo periodo vacacional de verano para iniciar nuevamente con esta amada Escuelita.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Publicar un comentario